Para qué sirve un humidificador

humidificador 3 - Paradormir.biz

De un tiempo a esta parte, se viene oyendo hablar mucho de los humidificadores. Y no es de extrañar, pues son uno de los productos de climatización más vendidos en España. Pero si aun no tienes claro para que sirven estos aparatos, no te preocupes, que en esta entrada te lo vamos a contar.

Para empezar, lo mejor es que expliquemos un poco lo qué es un humidificador. Como su propio nombre indica, un humidificador es un dispositivo que, mediante la evaporación del agua, aumenta la humedad en el ambiente. Y dependiendo de su funcionamiento, se podrían clasificar en diferentes categorías. Aunque los más usados actualmente, son los de ultrasonidos.

Evaporación fría por aire:
Consisten en un material permeable que se empapa en agua, al cual se le hace pasar aire través del mismo mediante un ventilador. Esto hace que el agua se vaya evaporando poco a poco y se disperse en el ambiente.
El mayor problema de estos es que el ventilador que desplaza el aire, puede resultar molesto en entornos silenciosos

Evaporación en caliente:
Como os podéis imaginar, este no tiene mayor complicación. Una resistencia hace calentarse el agua hasta que se comienza a evaporar, distribuyéndose por la habitación.
Como os podéis imaginar, la mayor desventaja de estos humidificadores es precisamente las altas temperaturas que alcanza el agua.

Evaporación fría por ultrasonidos:
Como hemos dicho antes, estos son los que últimamente se vienen usando más; y es que son silenciosos y bastante seguros. Su funcionamiento consiste en un pequeños generador de ultrasonidos, que «agita» las moléculas de agua para convertirlas en vapor.
Y aunque sean los más usados, esto no quita que tengan sis desventajas. Si no se tiene cuidado, en el agua del depósito se pueden generar bacterias, que pasarán al aire al evaporarse. Además de que si el agua que usamos es mas bien dura, los restos de cal podrían dañar el mecanismo.

Entonces, ¿Para qué sirven los humidificadores?

Bien, ahora que conocemos un poco mejor a estos aparatos, hablaremos sobre sus usos.
El principal motivo para utilizar un humidificador, como es obvio, es aumentar la humedad en el aire de una habitación. Ya sea por el calor en verano, o por la calefacción en el invierno, a veces el entorno en el que nos encontramos está demasiado seco. Esto puede provocar sequedad en los ojos, garganta y mucosas en general. Lo cual se traduce en toses, estornudos, picor de ojos e incluso mal filtrado del aire que respiramos. Por eso conviene mantener un nivel de humedad de entre el 40% y 60%, lo cual podemos comprobar fácilmente con un higrómetro como este.

Sequedad de mucosas a parte, un humidificador también puede ser utilizado para dispersar esencias en el ambiente. De hecho, la actual fama de estos aparatos, viene dada por su uso en aromaterapia. Y es que, si echas unas gotas de un aceite esencial hidrosoluble en el agua, este se extenderá por la habitación rápida y uniformemente.

Así que ya sabes, ahora que ya conoces lo que es y para que sirve un humidificador,quizá te interese hacerte con uno para tu habitación en nuestra sección de productos. Cargarlo con tu aceite aromático favorito, y dejarte mecer en los brazos de Morfeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *