Consejos para dormir de un tirón

En ocasiones, pese a que consigamos conciliar el sueño en nuestras horas de descanso, este no está completo debido a que nos despertamos continuamente durante la noche. Este problema, que afecta a muchas personas, tiene un nombre: sueño interrumpido o fragmentado.
Si eres unos de los desafortunados sufridores de este trastorno del sueño, y pasas las noches preguntándote ¿Por qué no consigo dormir de seguido? Estas en el lugar correcto. Así que presta atención a los consejos que te vamos a mostrar en esta entrada, y sobre todo, esfuérzate por ponerlos en práctica.
Pero antes, descubramos los problemas puede acarrear el desvelarse durante la noche.

Los peligros del sueño fragmentado

Al ser este un problema “intermitente”, podría parecer que en realidad no tiene mayor importancia. Pero la realidad es otra, ya que, al no realizarse de forma correcta los ciclos de sueño (De los que ya hablaremos en otra ocasión), el descanso que se produce no es completo. Esto puede traer consecuencias para nuestra salud:

Falta de energía y vitalidad
Desvelarse en mitad de la noche, provoca que las fases de sueño de ondas lentas, la cual es donde el descanso es más profundo, tengan una menor duración. Lo cual se traduce en una mala recuperación del cansancio acumulado durante el día. Y obviamente, si no recuperamos las energías durante el sueño, esto hará que al levantarnos nos sintamos como si no hubiéramos dormido, e incluso malhumorados. Lo cual inevitablemente acabará por afectar a nuestro rendimiento en los estudios o el trabajo, y además nuestra tolerancia al estrés se verá reducida.
Esto a largo plazo, y siendo como es un efecto acumulativo, puede ser causa de trastornos graves como lo es la depresión.

Problemas de memoria
Como quizá sepas, durante el sueño, un trabajo importante que tiene que realizar nuestro cerebro, es el de ordenar y registrar los recuerdos para conformar nuestra memoria a largo plazo.
Como es de suponer, si durante esta tarea tan importante, dicho órgano sufre de continuas interrupciones, no podrá completar correctamente su trabajo. Esto, si se mantiene constante durante demasiado tiempo, acabará por afectar nuestra memoria declarativa (La que está formada por los recuerdos que podemos evocar conscientemente).

sueño interrumpido

Consejos para evitar el sueño fragmentado

Y finalmente, hemos llegado a la parte que más os podría interesar. El cómo evitar que este sueño interrumpido se apodere de nuestras noches.
Como ya sabéis, las personas, dependiendo entre otras cosas de nuestra edad, necesitamos dormir un mínimo y un máximo de horas para conseguir un buen descanso. Pero igual de importante es, que este sueño sea de calidad. Si sufrimos de sueño fragmentado, no importa las horas que estemos en al cama, al final la calidad de nuestro descanso no va a ser la correcta y terminaremos por sentirnos prácticamente igual que si no hubiéramos dormido. Es por eso que para lograr nuestro objetivo, deberíamos de poner en práctica los siguientes consejos:

Condiciones de la habitación
Lo ideal es poder tener una temperatura ambiente de entre 18 y 20 grados centígrados. Así como estar en total oscuridad y silencio.
Obviamente estas condiciones no siempre se pueden cumplir, pero lo ideal es aproximarnos a ellas lo máximo que nos sea posible.
Respecto a los ruidos externos los cuales escapan de nuestro control, se pueden enmascarar utilizando un generador de ruido blanco. O en su defecto, una grabación o aplicación que pueda generar este tipo de sonido, u otros similares como el sonido de la lluvia.

No realizar actividades inadecuadas en la cama
Si tienes problemas a la hora de dormir, deberías evitar usar la cama para actividades como leer, mirar el móvil o ver la TV. Así, inconscientemente te acostumbras a utilizar ese lugar solo para dormir.
Nota: Las relaciones sexuales también son recomendables tenerlas en la cama, así que por esa parte no hay de que preocuparse 😉

Evitar las comidas pesadas y el alcohol
Como ya mencionamos en otras occasion, no es recomendable comer mucho o beber alcohol antes de echarse a dormir. Ya que el hacer la digestión estando tumbado, provoca que esta no sea correcta y puede producir reflujo u otras dolencias estomacales. Además, pese a que el alcohol puede producir sueño después de sus primeros efectos excitantes, este no será de calidad y de hecho suele ser fragmentado, que es lo que estamos tratando de evitar.

Restringir el uso de pantallas antes de dormir
Las pantallas de dispositivos como móviles, tablets, portátiles o televisiones, emiten un amplio espectro de luz. Esto provoca que la secreción de melatonina se retrase, haciendo que el cuerpo no se predisponga al sueño de la manera adecuada.
De hecho, pese a que, como hemos mencionado anteriormente, no es recomendable leer en la cama. Si terminas por hacerlo, es preferible que lo hagas con libros de papel o dispositivos con pantallas de tinta electrónica, acompañados por una iluminación suave y de un tono cálido. Ya que, al estar más cerca esta del espectro del rojo, que es el más bajo en la escala visible (como los atardeceres), producen un menor trastorno en la secreción de la mencionada hormona.

Evadirse de los conflictos personales y profesionales
Los problemas familiares o de trabajo, son también un problema a la hora de irse a dormir. Si te los llevas a la cama, es posible que, además de no conciliar adecuadamente el sueño, no tenga la calidad necesaria y acabes despertándote varias veces durante la noche. Es por eso que, aunque obviamente es muy difícil, hay que intentar evadirse de estos temas antes de acostarse. Si te encuentras en una de estas situaciones tal vez sería recomendable que leyeras algún texto que te resulte ameno antes irte a dormir, o incluso te tomes tu tiempo para oír algún tipo de música relajante o de meditación para intentar irte a la cama los más relajado posible.

Y poco más que añadir. Si aún siguiendo estos consejos al levantarte notas que no has descansado correctamente, o sigues sufriendo de sueño interrumpido, no dudes en consultar a un médico. Ya que quizá la causa de tu mal tenga un origen más biológico, y en esas circunstancias, nadie mejor al que acudir que alguien experto en salud.
A parte de eso, si tienes dudas de la calidad de tu descanso, las llamadas pulseras de actividad pueden ayudarte a controlar algo mejor tus periodos de sueño, tanto ligero como profundo; y no suelen ser demasiado caras.

Gracias por leer la entrada y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *